EL PREDICADOR – 2 TIMOTEO 2:2

INTRODUCCIÓN:

  1. La predicación no es ninguna labor fácil, ser maestro en la iglesia del Señor, es mas que dar un discurso a una asamblea.
  2. El predicar es dar el alimento que nutre al cuerpo de Cristo.
  3. Es un gran privilegio y una gran responsabilidad el estar frente a la congregación exponiendo el mensaje de Dios.
  4. La predicación debe edificar a la iglesia.
  5. Santiago nos exhorta, a los que enseñamos en la iglesia “Hermanos míos, no os hagáis maestros muchos de vosotros, sabiendo que recibiremos mayor condenación.” Santiago 3:1.
  6. Este texto no prohíbe ser maestro, sino exalta la responsabilidad de dicha labor.
  7. Lo difícil de la predicación no es la preparación del sermón, sino el vivir lo que enseñamos, y que los oyentes puedan verlos en nosotros.

 

I. PREDICADORES DEBEN SER FIELES E IDÓNEOS:

  1. El apóstol Pablo instruye a Timoteo respecto a quienes deben o más bien pueden predicar.
    1. Hombres fieles = Dignos de confianza, fiables como, 1 Timoteo 1:12.
    2. Idóneos = Primeramente que alcanza a, tiene el sentido de suficiente, competente, digno, fianza, grande, mucho. W.E. VINE. Mateo 3:11; 8:8; 2 Corintios 2:16; 3:5,6.
    3. El propósito es para enseñar a otros. Esta es la manera de propagar el evangelio. Pablo enseña a Timoteo, que a su vez enseñaran por su parte a otros, es una cadena sin fin.
  2. También deben de ser de buena reputación, llenos del Espíritu Santo y de sabiduría. Hechos 6:3.
    1. De buena reputación = Es que no se le encuentre nada malo de que acusarlo, como Daniel no encontraron nada; Daniel 6:4,5.
    2. Llenos del Espíritu Santo = Estar bajo la influencia del Espíritu, o sea la palabra.
    3. Sabiduría = Es la capacidad de llevar a cabo o practica lo que aprendemos por medio del estudio, ejemplo de esto es Esdra 7:10.
      1. Dedicaba su corazón a estudiar la ley de Dios.
      2. Practicarla, vivir lo que estudia, como dice Pablo predicador, predícate a ti mismo. Romanos 2:21-23.
      3. Y enseñarla: esta enseñanza debe ser a tiempo y fuera de tiempo, en todo momento. 2 Timoteo 4:2.
    4. Debemos de estar presto a todo momento para:
      1. REDARGÜIR: O sea, corregir falsa enseñanza o error, 2 Timoteo 2:25.
      2. REPRENDER: Hay casos que debemos acusar de mal censurar, ejemplo Judas 9. “Reprenda” convencer.
      3. EXHORTAR: Llamar a una persona, rogar, amonestar a alguien para que siga un curso de conducta.
      4. CON PACIENCIA: Es una cualidad para poder predicar, tener paciencia, ya que sino hay paciencia, no podemos enseñar. Debemos ser amable, tierno, gentil. 2 Timoteo 2:24,25; Tito 2:7,8.

 

II. LOS PREDICADORES DEBEN SER EJEMPLO:

  1. El predicador debe ser ejemplo en todo lo que predica así como Cristo es nuestro ejemplo en todo.
  2. El dejar la predicación en manos de cristianos neófitos e infieles, arrogantes, inmaduros, ha traído trágicas consecuencias a la obra del Señor.
  3. El apóstol Pablo nos exhorta a ser ejemplo, 1 Timoteo 4:12; 1 Tesalonicenses 1:7; 2 Tesalonicenses 3:9; Filipenses 1:17, un modelo.
    1. En palabra, en conversación así como en proclamación publica.
    2. Conducta, nuestra vida, nuestro porte o manera de vivir. Gálatas 1:13; Efesios 4:22.
    3. Amor, amarnos unos a otros. Juan 13:34,35.
    4. Espíritu, o sea, el fruto del Espíritu Santo. Gálatas 5:22,23.
    5. Fe, fidelidad a las cosas de Dios.
    6. Pureza, vida sin pecado, sin mancha del mundo.
  4. Los oyentes deben de ver en nosotros lo que predicamos. Filipenses 4:9.
  5. Lo que hemos aprendido, recibido y oído de Pablo debemos de practicarlo
    1. Las personas o hermanos aprenden, reciben y oyen de los predicadores, pero preguntemos, ¿Estamos dando el ejemplo?
    2. ¿Qué ejemplo estamos dando? ¿Los hermanos miran en nosotros a Cristo? O ¿Siempre están viendo el hombre viejo?

 

CONCLUSION:

  1. La predicación es una tarea muy difícil, por eso Santiago, el hermano del Señor nos exhorta, a que no nos hagamos muchos maestros, ya que recibiremos mayor condenación. Santiago 3:1. Dice Santiago que uno no piense en venir a ser maestro si no esta completamente persuadido de que puede controlar su lengua.
  2. Los predicadores debemos ser:
    1. Fieles.
    2. Idóneos.
    3. Llenos del Espíritu Santo, de buena reputación y sabiduría.
    4. Debemos ser ejemplos en todo.

 

[mantra-button-dark url="#"]______[/mantra-button-dark]

Si deseas descargar este estudio en archivo PDF, haga click en el siguiente enlace.

El Predicador

[mantra-button-dark url="#"]______[/mantra-button-dark]

Share Button
This entry was posted in Sermones and tagged , , , , , , . Bookmark the permalink.