QUE HACER EN EL DÍA DEL SEÑOR – HECHOS 20:7; APOCALIPSIS 1:10

INTRODUCCIÓN:

  1. Todo cristianos fiel que desea adorar a Dios como El se lo meceré y lo pide, debe considerar muy seriamente lo que debe de hacer en el día del Señor.
  2. Todos los días son del Señor, pero Dios nos ha dejado un día específico para que le adoremos en Espíritu y Verdad. Juan 4:24. Y ese día es el primer día de la semana, el día domingo es para que adoremos a Dios.
  3. Desde luego Dios nos ha dado un libre albedrío para que el hombre, el ser humano pueda hacer lo que a Él le parezca mejor. Eclesiastes 11:9. Puede decidir servir ese día al Señor o puede decidir no hacerlo por cosas del mundo, pero daremos cuenta a Él en el día final.
  4. El cristiano su prioridad y su deseo siempre debe ser estar adorando en el día del Señor, para estar fiel hasta la muerte. Apocalipsis 2:10. Muchos hermanos piensan que pueden fallar un día de adoración y estar fiel. Pero si ese fuera nuestro último día de vida, como el rico de Lucas 12:20. O ese día viniera El Señor. ¿Nos hallaría fiel hasta la muerte? Claro que no, porque no nos hallaría haciendo la voluntad de El ese día. Como la parábola del siervo fiel y del siervo infiel. Mateo 24:45-51. ¿Cuántos cristianos no piensan y dicen tengo muchos días de adoración que falle uno dos tres no hay problema? Pero cuidado nos sorprende la muerte o la venida de Cristo.
  5. Reflexionemos hermanos  y hagamos en el día del Señor lo que El nos ha pedido a través de su palabra que es adorarle en Espíritu y verdad.

 

I. LO QUE NO DEBEMOS DE HACER EN EL DÍA DEL SEÑOR.

  1. Veremos algunas cosas que no debemos de hacer en el día del Señor, y que lamentablemente muchos hermanos lo hacen.
  2. No debemos de fallar a adorar a Dios por trabajar. Muchos cristianos fallan por que tienen que trabajar ese día, o por sus negocios que tienen que atender ese día no pueden reunirse por que tienen que hacer su trabajo. Pensando que está bien. Miremos en Nehemías 13:15-19. Muchos estaban haciendo negocio en el día de reposo, en el día que debían adorar a Dios. Y de esa manera profanaban el día que tenían que adorar a Dios. Nehemías 13:17.
  3. No debemos de fallar a adorar en el día del Señor por los quehaceres de la casa. Lucas 10:38-42. Muchos dejan de adorar a Dios por hacer los quehaceres de la casa, planchar, lavar, cocinar, ir de compras. O cualquier otra actividad, pero nada de eso es tan importante como adorar a Dios en su día, una cosa es necesaria y María había escogido la buena parte. Y no como el hombre que andaba recogiendo leña en el día de reposo y murió por no estar adorando a Dios ese día. Números 15:32-36.
  4. No debemos de fallar en adorar en el día del Señor por nuestros familiares. Lucas 14:26. Muchas veces dejamos de adorar a Dios por servir a nuestros familiares que nos llegan a visitar desde largo, y nos quedamos con ellos para atenderles.
  5. No debemos de fallar en adorar en el día del Señor por enfermedades. Muchos son los que fallan a adorar a Dios por un dolor de cabeza por una gripe o cualquier otra enfermedad que no es tan grave. Mateo 12:10. Aquí está un hombre con una enfermedad tenía una mano seca, pero eso no fue impedimento para que El estuviera adorando a Dios el día de reposo que era día del Señor. También vemos a un hombre que tenía un espíritu inmundo, pero eso tampoco impidió a este hombre adorar a Dios en el día de reposo. Marcos 1:23. También sano a algunos enfermos no sabemos qué enfermedad tenían. Marcos 6:5. Pero aun con enfermedades estaban en la sinagoga el día de reposo. Marcos.6:2. Como también la mujer encorvada por 18 años. Lucas 13:10-13. Esta mujer aunque tenía una enfermedad difícil para caminar, pero ella estaba en el día de reposo para adorar a Dios. Hemos vistos que aunque muchos tenían enfermedades eso no fue impedimento para adorar a Dios. Tampoco debe ser impedimento para nosotros y dejar a adorar a Dios en su día.
  6. No debemos de fallar en hacer lo que nos plazca en el día del Señor. Isaias 58:13. Muchos fallan por hacer lo que les plazca en el día del Señor.
  7. Lamentablemente muchos caemos en estas cosas y no asistimos a adorar a Dios en su día, daremos cuenta a Dios en el día final sino corregimos este pecado.

 

II. LO QUE DEBEMOS DE HACER EN EL DÍA DEL SEÑOR.

  1. Ya hemos visto lo que no debemos hacer en el día del Señor, ahora veremos lo que si debemos hacer porque lo manda El Señor hacer en su día.
  2. Debemos de asistir a adorar a Dios. Hebreos 10:25. Dios desea que nos reunamos, que no dejemos de reunirnos, que le adoremos en su día.
  3. Debe ser honorable para nosotros el día del Señor. Isaías 58:13. La palabra honorable- Que es honrado y merece el respeto o la estima de los demás. Dios merece ser honrado y respetado en su día.
  4. Debe ser un deleite para nosotros el día del Señor. Isaías 58:14. La palabra deleite- La palabra deleitar es un verbo, cuyo significado es el de producir un placer. Decimos que algo nos deleita cuando nos produce un goce y nos complace, el día del Señor debe ser nuestro mayor deleite nuestro mayor gozo que podemos experimentar. Como El salmista decía: Yo me alegre- me deleite con los que me decían vamos a la casa del Señor. Salmos 122:1. El mayor gozo el mayor deleite del Salmista era estar en la casa del Señor. ¿Cuál es nuestro mayor gozo?
  5. Buscar el reino de Dios y su justicia. Mateo 6:33.
  6. Buscar las cosas de arriba. Colosenses 3:1. Cuando adoramos a Dios en su día estamos buscando las cosas de arriba, estamos poniendo la mira en las cosas de arriba no en las de la tierra. Colosenses 3:2.
  7. Hacer el bien. Mateo 12:12. Y hacer el bien es estar adorando a Dios en su día, porque el que sabe hacer bien y no lo hace le es pecado. Santiago 4:17.
  8. Estar en los negocios de nuestro Padre Celestial. Lucas 2:49. Adorar a Dios en su día es estar en sus negocios, ¿Que pasaría si nosotros tuviéramos nuestro propio negocio y lo descuidamos por otros asuntos? Fracasamos, igualmente vamos a fracasar espiritualmente sino atendemos a los negocios de nuestro Padre en su día.
  9. Hermanos hemos visto que tenemos que estar adorando a Dios en su día, nada ni nadie nos puede quitar este día para adorar a Dios, no hay nada en este mundo más importante que adorar a Dios en su día.
  10. Debemos el día a Dios.

 

CONCLUSION:

  1. Ya vimos lo que no tenemos que hacer en el día del Señor dejemos a un lado todo para poder adorar a Dios en su día, ya que El nos va a recompensar por serle fiel en adorarle en su día. Isaías 58:14.
  2. No hay nada que nos pueda impedir adorar a Dios en su día, ni trabajo ni enfermedad ni negocio ni familia nada, ese día es de Dios.
  3. Respetemos y honremos el día del Señor, que ese día sea nuestro mayor deleite nuestro mayor gozo nuestra mayor felicidad.

[mantra-button-dark url="#"]______[/mantra-button-dark]

Si deseas descargar este estudio en archivo PDF, haga click en el siguiente enlace.

Que hacer en el día del Señor

[mantra-button-dark url="#"]______[/mantra-button-dark]

Share Button
This entry was posted in Sermones and tagged , , , , , , , , , , , . Bookmark the permalink.