LAS BIENAVENTURANZA

INTRODUCCIÒN:

  1. En este estudio veremos las bienaventuranzas no desde el punto de vista del sermón del monte, sino desde el punto de vista de todas las bienaventuranzas que hallamos en toda la Biblia.
  2. Las bienaventuranzas que encontramos en la Biblia nos ayudan ya que encontramos en ella, muchas bendiciones, promesas, nos animan.
  3. La palabra bienaventuranza- viene del Griego- MAKARIOS- Significa- Dichoso, afortunado, prosperidad espiritual, bendito.
  4. Esperando que este estudio nos ayude para darnos animo y esperanzan en esta vida como cristiano para seguir esta lucha.

 

I. LAS BIENAVENTURANZA.

  1. Unas de las bienaventuranza que encontramos en Job.5:17; Sal.94:12. Es que Dichoso, feliz es el hombre a quien Dios castiga. Aunque muchos no crean que es feliz dichoso el hombre que Dios castiga, es una prosperidad espiritual que El nos castigue, por que Dios al que ama castiga. Apoc.3:19. Aunque la disciplina  muchas veces no es de nuestro agrado. Heb.12:11. Da fruto apacible después. Por eso no debemos de despreciar la disciplina del Señor es una bendición de Dios ser disciplinado por El.
  2. Bienaventurado el varón que no anduvo en consejos de malos. Sal.1:1. Dichoso, feliz es el hombre que no anda en consejos de malos, ya que los consejos nos pueden llevar a cometer pecados, así que somos felices cuando desechamos los consejos malos y los rechazamos en nuestra vida.
  3. Bienaventurado es el hombre que confía en Dios. Sal.2:12; 146:5. La felicidad, el gozo llega cuando confiamos en Dios y no en el hombre, por que maldito el hombre que confía en el hombre. Jer.17:5, pero bendito dichoso el hombre que confía en Dios. Jer.17:7. Si queremos ser dichosos felices pongamos nuestra confianza en Dios y no en el hombre. Sal.40:4.
  4. Bienaventurado es el hombre que Dios perdona su maldad. Sal.32:1-2; Rom.4:7-8. Otras de las bienaventuranzas es cuando Dios nos perdona de nuestros pecados y en cuyo espíritu no hay engaño. Ya que el pecado hace una separación entre Dios y los hombres. Isaías.59:1-2. Cuando Dios nos perdona esa pared se cae y tenemos comunión con Dios. Ya no somos condenados.
  5. Bienaventurado es el hombre que piensa en el pobre. Sal.41:1. Otras de las bienaventuranzas es cuando nos preocupamos y pensamos en la gente pobre que pasa dificultades y estamos presto para ayudarle, las personas del mundo ayudan aquellos que le pueden devolver el favor que hicieron pero los bienaventurados son aquellos que ayudan sin mirar a quien, ven la necesidad del pobre y le ayudan.
  6. Bienaventurado es el hombre que Dios escoge. Sal.65:4. Nos llama a todo a través del evangelio. II Tes.2:14. Pero no todos aceptan el llamado y es por eso que los bienaventurados son aquellos que aceptan este llamamiento para estar cerca de Dios en comunión con El. Por ellos habitaran en la casa de Dios. Sal.84:4.
  7. Bienaventurado es el hombre que teme a Dios. Sal.112:1; Prov.28:14. El temor a Dios es apartarse del mal. Prov.16:6. Es aborrecer el mal. Prov.8:13. Cuando tememos a Dios nos vamos apartar del mal y seremos dichosos, felices en nuestra vida.
  8. Bienaventurado es el hombre que su camino es recto. Sal.119:1-2; Prov.8:32. Dios quiere que andemos en su camino que seamos fieles a El, por eso el se agrada de aquellos que andan rectamente delante de El. Y que le buscan de todo corazón.
  9. Bienaventurado es el hombre que halla la sabiduría. Prov.3:13. La sabiduría es muy importante en nuestra vida como cristianos por eso debemos de buscar la sabiduría y sentirnos dichosos cuando la encontremos pero solo la encontramos a través de la palabra del Señor.
  10. Bienaventurado es el hombre que escucha a Dios. Prov.8:34; 16:20. Dios nos habla a través de su palabra, cuando rehusamos escuchar la palabra de Dios nos estamos perdiendo esta bienaventuranza. Y nuestra oración será una abominación para Dios. Prov.28:9.
  11. Bienaventurado el hombre que Dios halle haciendo el bien. Mat.24:46. Somos bienaventurados cuando el Señor venga y nos halle haciendo lo que le agrada a El.
  12. Bienaventurados los que oyen la palabra de Dios. Lucas.11:28; Apoc.1:3. Para Dios los dichosos, felices son los que oyen su palabra y la guardan, no es solo oír sino hacer esta palabra en nuestra vida.
  13. Mas bienaventurado es dar que recibir. Hechos.20:35. Para el mundo las personas son dichosas cuando se le da, para Dios es mas bienaventurado es el que da y no el que recibe.
  14. Bienaventurado es el varón que soporta la tentación. Sant.1:12. si queremos ser felices, dichosos tenemos que soportar la prueba, pero lamentablemente muchos no quieren perseverar bajo la prueban, son fieles cuando no hay problema, pero cuando viene la prueba, los problemas comienzan a abandonar la iglesia. Solo somos bienaventurado cuando soportamos bajo la prueba.
  15. Bienaventurado son los que sufren. Sant.5:11. Para la gente del mundo los felices dichosos son aquellos que no sufren que no tienen ningún problema, pero para Dios los bienaventurados son los que sufren por su causa en el evangelio, Por eso si alguno sufrimos alguna cosa por la causa de Cristo somos bienaventurados. I Ped.3:14; 4:14.
  16. Bienaventurados son los que mueren en el Señor. Apoc.14:13. Somos dichosos si morimos en el Señor por que vamos a tener una recompensa eterna halla en los cielos con El, Pero si no morimos en El Señor no vamos hacer dichosos, sino infelices por que vamos a ir a una condenación eterna.
  17. Bienaventurado el que vela y guarda su ropa. Apoc.16:15. Debemos que estar vigilante para que nuestro Dios nos halle fieles a El, y no contaminar nuestra ropa con las manchas del mundo.
  18. Bienaventurado los que son llamados a la cena del cordero. Apoc.19:9. Dichosos son los que entran a la comunión con Dios, El nos esta llamando no rechacemos la invitación de Cristo. Apoc.3:20.
  19. Estas son las bienaventuranzas esperando que nos ayude para seguir fieles al Señor.

 

CONCLUSIÒN:

  1. Dios nos da muchas bienaventuranzas para que pongamos nuestra confianza en El, tenemos muchas, somos dichosos si hacemos lo que El nos de manda en cada una de ellas.
  2. Esperando que podamos ser fieles a estas bienaventuranzas para recibir el premio que cada una de ella nos promete.
  3. Para la gente del mundo son otros los dichosos para Dios son aquellos que hacen su voluntad.

[mantra-button-dark url="#"]______[/mantra-button-dark]

Si deseas descargar este estudio en archivo PDF, haga click en el siguiente enlace.

Las Bienaventuranzas.

[mantra-button-dark url="#"]______[/mantra-button-dark]

Share Button
This entry was posted in Sermones and tagged , , , , . Bookmark the permalink.